Se ha producido un error en este gadget.

martes, 7 de diciembre de 2010

Adam Smith y el Marqués de Sade


La lectura del Marqués de Sade provocó fascinación y perturbación en Octavio Paz. Sade es el transgresor del orden social y la racionalidad canónica del siglo XVIII. Para Michael J. Shapiro la figura opuesta a Sade es la Adam Smith. Sade y Smith son dos figuras centrales para comprender el orden social de acuerdo con la preceptiva de la teoría política. Smith considera que los deseos sexuales perturban el orden social, las pasiones de los hombres deben atenuarse hacia la vida feliz en un orden social armonioso. Preocupado, al igual que Thomas Hobbes, Smith imagina una sociedad en donde prevalezaca el orden, para ello es necesaria una moral geométrica que contenga la ficción sexual. Sade encuentra la realidad en las ficciones de la sexualidad, en las pasiones de los hombres que se niegan a cualquier arreglo social. El hombre no es razón, es pasión que transgrede el orden moral de la sociedad. La tradición de Sade es la de Freud, Lacan y Foucault. Estos trazos los tomo del ensayo de Michael J. Shapiro titulado Eighteenth Century Intimations of Modernity: Adam Smith and the Marquis de Sade.

No hay comentarios:

Publicar un comentario