Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 31 de enero de 2011

Economía, riesgo y sociedad global

Economía, riesgo y sociedad global

Noé Hernández Cortez*

Recientemente el liberal heterodoxo John Gray nos ha recordado el razonable diagnóstico de Carlos Marx sobre la faceta revolucionaria del modo de producción capitalista, que con su propia fuerza dinámica llegaría a consumir a su creadora: la civilización burguesa. La “sociedad burguesa” -para traer a nuestros días una desusada expresión de la gramática de la economía política del siglo XIX- se ha reunido en estos días en el Foro Económico Mundial para tratar, entre otros temas de su apretada agenda, el de los riesgos de la sociedad global. Su reciente reporte Global Risks 2011. Sixth Edition. An initiative of the Risk Response Network, es un estudio interesante y sugerente para la reflexión en el campo de la economía.

Hay que recordar que la institución del Foro Económico Mundial inició como un proyecto meramente europeo y concentrado exclusivamente  en el estudio de la economía, cuyo tema de estudio primordial era la dinámica industrial de la economía europea y su proyecto de integración, de prácticas comerciales y de negocios, en un mercado con reglas explícitas y compartidas. Ahora la agenda del Foro Económico Mundial es amplia y responde precisamente al marco de los riesgos globales en que se insertan los mercados.



Los riesgos globales que presenta este reciente reporte dado a conocer en Davos se comprenden como un tejido de redes, que se pueden llegar a concatenar en los momentos álgidos como un efecto dómino. Los riesgos de carácter mundial que le da seguimiento este reporte son los riesgos económicos, ambientales, tecnológicos, geopolíticos y sociales. Lo contrastante en el Foro Económico Mundial es el optimismo de los discursos de los líderes empresariales y políticos con el discurso realista y sobrio de los estudios académicos.


En economía la noción de riesgo se empezó a usar para describir y estudiar los mecanismos dinámicos para la obtención de ganancias en los mercados. Fue el economista Frank H. Knight en su memorable libro Risk, Uncertainty, and Profit, quien examinó las actividades de los empresarios en escenarios con un alto grado de riesgo en la obtención de beneficios. Así, la tarea del economista era estudiar la probabilidad de manejar los riesgos inherentes a los mercados. Con esta idea Frank H. Knight quería exorcizar a la economía del optimismo liberal de los economistas clásicos, cuyo escenario de los intercambios comerciales suponía un entorno de mercados perfectos, esto es, el equilibrio era dado por la oferta y la demanda: el juego en la arena económica sólo de compradores y vendedores.


Ahora como observamos en este excelente reporte académico del Foro Económico Mundial los riesgos están interconectados, así pues la crisis financiera en el fin de la década pasada, provocó un efecto dómino que tocó las esferas de lo político y social. La economía juega entonces con muchas más variables de lo que creían los clásicos como bien observó Douglass C. North. Atendamos, pues también los estudios académicos que se presentan en este Foro como se atienden los discursos de los líderes políticos y empresariales. No está demás decir que los políticos y los empresarios se mueven en escenarios de alto riesgo.


* Candidato a Doctor en Investigación en Ciencias Sociales con especialidad en Ciencia Política, Flacso, Sede México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario